Origen y Significado del Refrán «De los Vivos Mucho Diezmo, de los Muertos Mucha Ovada, en Buen Año, Buena Renta y en Mal Año, Doblada»

0
56

Origen del Refrán:

El refrán «De los vivos mucho diezmo, de los muertos mucha ovada, en buen año, buena renta y en mal año, doblada» es de origen incierto, pero refleja la sabiduría popular relacionada con las prácticas económicas y agrícolas. Este refrán se ha transmitido a lo largo del tiempo como una expresión de conocimiento sobre la importancia de la administración de recursos en diferentes circunstancias.

Significado del Refrán:

Este refrán tiene múltiples elementos que ofrecen lecciones valiosas:

  1. «De los vivos mucho diezmo»: Se refiere a la importancia de recolectar impuestos y diezmos de las personas mientras están vivas. En un contexto histórico, esto podría aplicarse a la recaudación de impuestos para mantener una economía funcional.
  2. «De los muertos mucha ovada»: La «ovada» se refiere a la comida destinada a los difuntos en un contexto funerario. Esto sugiere que después de la muerte, los gastos pueden aumentar significativamente debido a los rituales funerarios y las responsabilidades financieras asociadas.
  3. «En buen año, buena renta y en mal año, doblada»: Esta parte del refrán se refiere a la variabilidad económica según las condiciones del año. En años buenos, se espera una renta regular, pero en años difíciles, es posible que los gastos se dupliquen debido a las dificultades económicas.

En resumen, el refrán nos recuerda la importancia de administrar sabiamente nuestros recursos y finanzas tanto en tiempos de prosperidad como en tiempos difíciles. También destaca la necesidad de prever y planificar para gastos inesperados, como los asociados con los rituales funerarios.

Aplicación en la Vida Cotidiana:

Este refrán nos insta a ser responsables en la administración de nuestros recursos financieros y a planificar para el futuro. Nos recuerda que la vida puede presentar desafíos económicos inesperados, por lo que es esencial mantener un equilibrio entre los gastos y los ingresos, y tener en cuenta tanto los buenos como los malos momentos.

Además, nos alienta a ser previsores y a considerar las implicaciones financieras de nuestras acciones, como el pago de impuestos y la planificación de gastos funerarios. En última instancia, el refrán nos anima a ser conscientes de nuestras finanzas y a tomar decisiones financieras prudentes.

Conclusión:

«De los vivos mucho diezmo, de los muertos mucha ovada, en buen año, buena renta y en mal año, doblada» es un refrán que nos enseña la importancia de la gestión financiera responsable y la planificación para los desafíos económicos que puedan surgir en diferentes circunstancias. Nos recuerda la necesidad de ser previsores y prudentes en nuestras decisiones financieras tanto en tiempos de bonanza como en tiempos difíciles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí