¿Cuáles son los 4 tipos de diezmos?

0
53

El diezmo es una práctica milenaria que ha sido parte de diferentes culturas y religiones a lo largo de la historia. Generalmente, se refiere a la donación o contribución de una décima parte de los ingresos o de la cosecha a una entidad religiosa o caritativa. Pero, ¿sabías que existen diferentes tipos de diezmos? A continuación, te presentamos los 4 principales tipos de diezmos y cómo se diferencian entre sí.

1. Diezmo Levítico o de la Ley

Diezmo Levítico: Es el más conocido y se basa en las enseñanzas del Antiguo Testamento. En el libro de Levítico (27:30), se establece que «todo diezmo de la tierra, ya sea de semilla de la tierra o de fruto del árbol, es del Señor; es cosa consagrada al Señor». Este diezmo se entregaba a los levitas, quienes no poseían tierras y trabajaban en el templo. A cambio, ellos daban el diezmo de este diezmo al sacerdote.

2. Diezmo de las Fiestas o Festivo

Diezmo de las Fiestas: Según el libro de Deuteronomio (14:22-27), aparte del diezmo levítico, se debía apartar un segundo diezmo que sería usado en las fiestas religiosas en Jerusalén. Este diezmo tenía un propósito más festivo y de celebración, permitiendo que la familia disfrutara de los bienes en un ambiente de alegría y gratitud hacia Dios.

3. Diezmo para los Pobres o Caritativo

Diezmo para los Pobres: A este se le menciona en el libro de Deuteronomio (14:28-29). Cada tres años, se debía reservar un diezmo especial para los levitas, los forasteros, los huérfanos y las viudas. Este diezmo tiene un claro propósito social y caritativo, buscando la equidad y apoyar a aquellos que estaban en situación de vulnerabilidad.

4. Diezmo de Fe o Voluntario

Diezmo de Fe: A diferencia de los anteriores, que tienen raíces en el Antiguo Testamento, este se basa más en el Nuevo Testamento y en la relación personal con Dios. No es obligatorio, sino que es una muestra de fe y gratitud. Es una expresión voluntaria y generosa de reconocimiento a las bendiciones recibidas. En muchos casos, puede superar el 10% tradicional, dependiendo de la decisión personal y del deseo de contribuir al avance de la obra divina.

Conclusión

Entender los diferentes tipos de diezmos nos permite comprender la diversidad y profundidad de esta práctica. Más allá de ser una mera obligación, el diezmo es una forma de reconocer y agradecer las bendiciones, así como de contribuir al bienestar de la comunidad y al servicio divino. Ya sea siguiendo las tradiciones antiguas o adaptándolas a la vida moderna, lo esencial es el corazón generoso y agradecido con el que se da.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí